Quisieron matarlo, pero no ha muerto

Quisieron matarlo, pero no ha muerto
Publicado el: 16/08/2023
El desgobierno, las mafias y los mal llamados políticos, le arrebataron la vida a Fernando Villavicencio. Un campesino, un reconocido profesional, un hombre humilde que luchó por la dignidad de su pueblo, enfrentando y desenmascarando a una banda delincuencial que adquirió poder por más de una década, tiempo en que, una atroz persecución terminó en su exilio y en su paso por Sarayaku.

La muerte del candidato presidencial ha partido el país, dejando muchas interrogantes en la búsqueda de los verdaderos culpables. Una pesadilla de la que muchos aun no despiertan.

Si hablamos de responsables de la muerte del ex candidato presidencial, no cabe duda que uno de estos fue el Gobierno del Ecuador con sus fantasmales ministros Zapata, Cucalón y Bravo, quienes brindaron protección para el muerto y no para el vivo, dejándolo indefenso como lo hacen día a día con los ecuatorianos.

Pero, la traición y la muerte pudo haber estado internamente, algo que Fernando ya lo sabía. No quisiéramos pensar que dentro de su círculo cercano, siempre estuvo el enemigo, ¿Tal vez un amigo? o que Villavicencio fue únicamente utilizado para engordar un partido nuevo ya que quienes dirigen el mismo no son bien vistos en el Ecuador. Y ¿Por qué no se habla de alguien que viajó previo al lamentable suceso a Colombia? Y ¿Los nexos que está sacando el FBI con llamadas?

Antes de morir, Fernando habló de un grupo de poder económico guayaquileño, diciendo que ellos querrán su ¨silla¨ cuando llegue al poder. ¿Quiénes son?

Es difícil concebir que al ex presidenciable lo entregaron en bandeja de plata a las mafias, para que en el momento del asesinato los autores intelectuales y materiales den un mensaje que este país les pertenece a quienes ya no están en el poder hace unos pocos años atrás, utilizando también a las organizaciones criminales para su beneficio. Lo mataron en pleno centro financiero de Quito ¿Por qué no en uno de los pueblos que visitaba a diario o en su casa?

Tal vez muchos con esto quisieron y querrán jugar al efecto “Galán”, remplazando a alguien que es irremplazable. En fin, quienes debían protegerlo no lo hicieron, en un mundo donde lamentablemente el hablar con la verdad es mal visto y quién practica su vida de esta manera debe ser silenciado.

Una partida inesperada que nos permitió conocer el coraje y la valentía de su madre, la señora Gloria Valencia quien nos recordó que su hijo deja un legado perpetuo, un legado de lucha, un legado de transparencia y sacrificio. Una despedida que inmortaliza a un padre en el canto de sus hijas. Un hasta pronto de quienes creemos en la verdad, la integridad y mantenemos la esperanza de días mejores para este Ecuador que ansía recuperar su paz.

Un gran ser humano vuelve a la tierra, no ha muerto, y, será la semilla de grandes frutos que todos los ecuatorianos cosecharemos, sin olvidar su legado.

Ahora y más que nunca, es nuestro deber demostrar en las urnas que el Ecuador le pertenece a los ecuatorianos y no a los narco políticos y sus bandas aliadas.
La mejor forma de honrar su memoria es meditar el voto, analizar el escenario y elegir a quienes van de frente y no buscan tomar partido sacando provecho del sacrificio de un valiente.

No vamos a quebrarnos, honraremos su memoria, valientes, sin amilanarnos.

Comparte esta noticia en tu:




Compartir por whatsapp
Este artículo se ha leído: 483 veces.